Vertidos al océano

Los derrames de petróleo son eventos extremadamente peligrosos y costosos que tienen consecuencias a largo plazo, relacionados con la energía perdida, daños al medio ambiente, peligro hacia el trabajo del profesional y su vida. Se ha estimado que hay 457.000 toneladas de petróleo que se vierten al océano cada año, de las cuales 50.100 toneladas se vierten en aguas europeas. Pongamos por ejemplo el coste de un solo incidente, muy grave, ocurrido en el Golfo de México en 2010. En este caso, alrededor de 690.000 toneladas de petróleo y aceite se escaparon al océano. En Europa, los costes de limpieza de derrames de petróleo son de unos 120 millones de euros de media, sumando los costes indirectos que van a producir a largo plazo, alcanzan los 149.600 millones de euros por tonelada de petróleo derramado. Por tanto, en total, esto se traduce en unos costes de 7.5 billones de euros al año sólo en Europa, con algunos impactos a largo plazo que todavía no se han podido cuantificar.(EMSA )
Geocento ha utilizado su tecnología para evaluar la eficacia de los satélites en la vigilancia de vertidos de petróleo en ocho lugares diferentes de interés para la industria del petróleo en todo el mundo. Tres de estas ubicaciones aparecen arriba junto con las posibles búsquedas de imágenes de satélites, que son capaces de ver la superficie en todas las condiciones climáticas, tanto de día como de noche, lo cual es particularmente útil en lugares nublados o en las altas latitudes.
Éficacia de los satélites monitorizando vertidos de petróleo
Arriba: Nuestra plataforma EarthImages se ha utilizado para investigar las capacidades de vigilancia de los satélites de radar durante un largo período en 3 lugares clave donde se realizan actividades de petróleo y gas: Harrison Bay , Alaska; Costa oeste de África; Noroeste de Australia. Debido a la alta latitud de Alaska, esta se puede ver con mejor resolución.
Éficacia de los satélites monitorizando vertidos de petróleo
Arriba: Imagen de satélite de Harrison Bay, en Alaska, a principios de junio, muestra la capa significativa de hielo en alta mar y debajo de este. Vista rápida de Spot-4 (Airbus).
Éficacia de los satélites monitorizando vertidos de petróleo
Éficacia de los satélites monitorizando vertidos de petróleo
Arriba: Los satélites UK DMC- 2 (de DMCii ) y Spot-5 (de Airbus) cubren la zona Noroeste de Australia. Esta zona es un buen objetivo para ser fotografiada por los satélites debido a sus condiciones óptimas gracias a la ausencia de nubes.