Plataformas de hielo flotante

Los icebergs son una amenaza para las actividades marítimas, fuera de las regiones polares. Para determinadas actividades operacionales en zonas propensas a los icebergs, es necesario controlar los icebergs para que dé tiempo a gestionar sus movimientos de cara a posibles acciones. El ejemplo que se muestra aquí ocurrió en las Islas Malvinas donde se realizan unas perforaciones petrolíferas. Aunque las Islas Malvinas están situadas muy lejos de la Antártida, grandes icebergs, de vez en cuando, se encuentran a la deriva, después de haberse desprendido de muchas de las grandes plataformas de hielo flotante que rodean la Antártida.
Parte de la información está disponible en los datos que se han ido recogiendo a lo largo de los años; por ejemplo, de la base de datos de grandes icebergs antárticos. También se puede deducir información de las actuales trayectorias de las boyas y del modelado de posibles movimientos. Es muy difícil, aunque no imposible, predecir de antemano cuando se va a encontrar un grupo de icebergs a la deriva en las proximidades de las Islas Malvinas. De ahí la necesidad de establecer una monitorización de la zona de operaciones. Pueden pasar muchos meses o incluso años antes de poder ver avistamientos de icebergs en la región de las islas.
Control de icebergs gracias a imágenes de radar de los satélites
Para poder detectar icebergs con Earthimages no importa las condiciones climáticas que se den, y, además, estas se puede planificar para optimizar el muestreo general de la zona (en términos de cobertura y de resolución espacial). La velocidad máxima de los icebergs se puede utilizar para evaluar el tiempo requerido para asegurar que ningún icebergs pasará sin ser detectado. El plan muestra cuatro adquisiciones de al menos 50 metros de resolución espacial, que cubre la mayor parte del área de interés en un período de 24 horas.