Cambio climático, imágenes de satélite y perdida forestal

La comunidad internacional de científicos y sus delegados se han reunido en París para la Conferencia del Clima (COP21) esta semana

Allí estuvieron reunidos con el objetivo de elaborar estrategias e implementar políticas que mitiguen el impacto del cambio climático sobre los seres vivos del planeta. El grupo de Intergubernamental de Expertos sobre el cambio climático (IPCC) manifiesta que este suceso es ya inevitable y que debemos reducir nuestras emisiones y adoptar las energías renovables lo antes posible a escala mundial. ¿Qué tipo de información ayuda a estos expertos a tomar estas decisiones en una situación tan crítica? La respuesta es, sin duda alguna, la investigación científica y una numerosísima cantidad de estudios realizados con imágenes de satélite que nos ayudan a entender, como y dónde, se pueden implementar estas estrategias para reducir los impactos del cambio climático.

Un elemento crítico que necesita tomarse en consideración es la protección de los bosques ya que la deforestación está reduciendo la cantidad de biomasa que permite la absorción del carbono. Este suceso impacta negativamente en los hábitats en donde hay vida salvaje. Además, la tala y quema de los bosques libera una cantidad inmensa de carbono, aumentando los efectos del cambio climático.

La NASA, ha realizado estudios donde analiza imágenes de satélite para evaluar y cuantificar la perdida de bosque. Se ha encontrado que, durante el año 2000 hasta el 2012, se ha perdido un total de 2.3 millones de km2 de bosque debido, sobre todo, a la acción del hombre. Estos resultados demuestran que la deforestación debe ser frenada y debe de ser utilizada en la COP21 para que se tenga en cuenta.

Otro elemento crítico es la capa de hielo marino del Ártico y el hielo glacial, que ayudan a demostrar que papel está jugando el cambio climático en el planeta. Las imágenes de satélite pueden monitorizar como grandes masas de hielo se están derritiendo manifestando los cambios que se están produciendo en la Criósfera. Se ha demostrado que la perdida de masa helada se está acelerando, de ahí la importancia de actuar inmediatamente para reducir los efectos.

Estos datos enunciados aquí solo se pueden obtener mediante la utilización de imágenes de satélite que permite la creación de mapas en grandes áreas de una manera más rápida que si se utilizaran otros medios.

Para más información, mira este video de la NASA.

Share
This